Esta ciudad cerca de Abu Dhabi en los Emiratos Árabes Unidos está totalmente orientada a la eficiencia energética, además de estar en medio del desierto. No hay coches aquí. En cambio, los visitantes son transportados por la ciudad en cabinas sobre rieles. En los países cálidos, el mayor problema con el consumo de energía es la cantidad de aire acondicionado generado. Por este motivo, cuando los edificios aquí estaban en la fase de construcción todo fue diseñado para lograr la mayor refrigeración natural posible. Los edificios están más separados, y algunos están parados sobre pilotes. Apenas hay ventanas en sus lados orientados al sur.

Pensada para que nadie tenga que usar un coche

En el centro de la ciudad hay una torre que atrapa el viento, lo enfría por medio de un sistema de vapor y luego hace uso del efecto de chimenea para crear una brisa fresca que sopla a través de las calles. Este paquete de medidas es un éxito: los edificios en Masdar City consumen solo la mitad de la energía que en el resto de los Emiratos. Hasta ahora, solo 500 personas viven aquí, pero en pocos años la población debería llegar a 50,000. Los hallazgos obtenidos viajarán al resto del mundo a través de la exportación de tecnología. La idea es simple: si es posible vivir de forma sostenible y con eficiencia energética en medio del desierto, entonces es posible en cualquier lugar.